Un círculo virtuoso 

Pomodorino d’Oro: mucho más que un premio 

El Pomodorino d’Oro (Tomate de Oro), lanzado en el año 2000, es un incentivo económico que concedemos cada año a nuestros mejores agricultores para reconocer la calidad de los tomates que cultivan: productos 100% italianos, cuidados con mimo desde la semilla hasta el fruto. 

En los últimos 20 años, hemos premiado a casi 800 agricultores. El premio es un incentivo para que nuestros proveedores mejoren continuamente sus productos e inviertan en el desarrollo de nuevos métodos de cultivo, recolección y transporte. De este modo, hemos creado un círculo virtuoso que, en última instancia, garantiza que ofrecemos a nuestros consumidores un producto que se diferencia por su calidad superior y su sabor único. 

Nuestro compromiso con la calidad 

El Pomodorino d’Oro encarna las decisiones responsables y las acciones tangibles que adoptamos cada día. Estas decisiones afectan a todos y cada uno de los niveles de la cadena de suministro, y su objetivo es obtener lo mejor de las zonas locales garantizando al mismo tiempo el respeto por la tierra y la población local. Nuestro objetivo es establecer una relación de colaboración permanente con los agricultores para mejorar continuamente nuestros productos. El Pomodorino d’Oro es el símbolo más tangible de nuestro compromiso, y el compromiso es la medida de la calidad en Mutti. 

Los ganadores de 2023

24.ª edición 

El premio Pomodorino d’Oro refleja uno de nuestros principios fundamentales: la idea de que cada tipo de tomate necesita un tipo de tierra específico. Por eso, cada año honramos a más de 60 agricultores del norte y el sur de Italia, con premios diferentes para tres variedades de tomate típicas de cada región. Descubra a los tres ganadores de esta edición! 

Marco Franzoni

Se necesita una gran pasión para hacer este trabajo. No hay ningún secreto sobre cómo conseguir un tomate de alta calidad: simplemente hay que trabajar bien y hacer todos los días lo que hay que hacer, no dejarlo para más tarde.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Michele Pio Totaro

Sin duda reinvertiré el premio Pomodorino d’Oro en buscar nuevas técnicas y tecnologías para mejorar en mi campo de trabajo.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Nicola Sanpietro

Producir un tomate de calidad requiere un esfuerzo constante, desde el trasplante hasta la cosecha.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Stefano Bosco

Un tomate de calidad solo puede producirse con el comienzo adecuado: la labranza. Eso es lo que importa, porque todo empieza en la tierra.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Para ver este vídeo, tiene que aprobar las cookies de marketing para que podamos utilizar YouTube.

Los valores del Pomodorino d’Oro 

Cuidado 

Controles y selección cuidadosa en los campos 

Nuestros agricultores comparten nuestro enfoque meticuloso y, en consecuencia, solo seleccionan los mejores tomates en el momento de la cosecha, teniendo en cuenta la madurez, el color, la consistencia, la frescura y el dulzor. Es la única manera de garantizar que los tomates superen el proceso de control de calidad cuando lleguen a nuestras instalaciones. El premio se concede según un análisis automático realizado cuando los tomates llegan a la fábrica. El dulzor, los valores nutricionales y el grado de madurez son algunos de los criterios que se tienen en cuenta. 

Para nosotros, el cuidado consiste en garantizar los máximos niveles de calidad, velando al mismo tiempo por el respeto del medio ambiente y la salud humana. Trabajamos de acuerdo con las Especificaciones de Producción Integrada, lo que significa que tratamos de reducir nuestro consumo de agua y energía en la producción agrícola sin poner en peligro la calidad del tomate. Mientras tanto, nos comprometemos a mantener la trazabilidad en toda la cadena de suministro, hasta el producto acabado. 

Respeto 

Un precio más alto por un tomate mejor 

Pagamos a nuestros agricultores precios superiores a los del mercado por unos tomates mejores, reforzando así las relaciones con nuestros proveedores y apoyando su crecimiento. Para nosotros, en eso consiste el respeto. 

A lo largo de los años, hemos contribuido al desarrollo de la cosecha mecánica, que ahora se utiliza para todas las cosechas en los campos de nuestros agricultores del norte y el sur de Italia. Y nuestro modelo organizativo obligatorio exige a nuestros agricultores que se unan a nosotros en el cumplimiento de estrictos requisitos éticos y sociales. 

Colaboración 

Calidad: un trabajo de equipo 

La colaboración con nuestros agricultores se basa en la confianza y el apoyo mutuos. Es una relación transparente con acuerdos contractuales justos diseñados para fortalecer a los agricultores. 

A través del Servicio Agrícola Mutti, compartimos nuestros conocimientos con los agricultores y les facilitamos el acceso a las mejores plataformas tecnológicas. Esto les permite adoptar las técnicas de cultivo más innovadoras, potenciar sus propios conocimientos y garantizar que los productos que acaban en las cocinas de nuestros consumidores cumplen los estándares de calidad más altos posibles. Todos trabajamos por el mismo objetivo: ofrecer a las familias un producto excepcional que represente nuestra identidad culinaria y la esencia de la gastronomía mediterránea. 

Orgullo 

Del campo a la cocina 

Cada cargamento de tomates que llega a nuestras instalaciones es fuente de enorme satisfacción para los agricultores que los cultivan. Significa, ante todo, que sus tomates han superado nuestros rigurosos controles. Es la culminación de un año de duro trabajo. 

Pero también es un motivo de satisfacción para nosotros en Mutti, porque significa que hemos contribuido a generar valor en todas las etapas de la cadena de suministro, garantizando un producto que no solo está rico, sino que también es el resultado de decisiones éticas concebidas para garantizar el respeto de las personas, tanto de los agricultores como de los consumidores. 

Es la misma sensación de gratificación que sentimos al saber que todos hemos puesto nuestro granito de arena para llevar a la mesa algo con un sabor inigualable, algo que pondrá una sonrisa en la cara de nuestros seres queridos. 

Elegir país e idioma

Sitio mundial